Teruel y Provincia

Un lugar con encanto

 

Teruel te sorprendera, porque es tierra de dinosaurios, de íberos, de tambores, de mudéjar, de jamón, de nieve y de montaña, de leyendas románticas y de pueblos que ascienden hasta el cielo. Pero desvelar estos secretos no es tarea fácil: requiere que te acerques y estés dispuesto a dejarte llevar por tu instinto.

Teruel capital. Así te recibe la ciudad: altiva, orgullosa y coqueta. Teruel existe para maravillar a los visitantes
y romper todos los tópicos con su encanto natural y su riqueza artística. Teruel es la ciudad del amor, la capital de los dinosaurios. Además, sus monumentos mudéjares están declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1986.

El arte mudéjar se caracteriza por el uso de elementos de herencia islámica mediante materiales sencillos como el ladrillo, la madera, el yeso o la cerámica, dando lugar a singulares y espléndidos edi cios, como las torres del Salvador, San Martín y San Pedro y en la Catedral, la torre, el cimborrio y la techumbre de madera, ricamente decorada.

La Escalinata del Paseo del Óvalo es uno de los monumentos más emblemáticos de Teruel. Fue construida para comunicar el casco histórico de la ciudad con la estación de ferrocarril. Imagen resumida de Teruel para el viajero que llegaba a la ciudad, constituye en la actualidad la obra clave del neomudéjar turolense.

Algunos tramos de muralla, portales y torreones terminan de conformar el casco medieval de la ciudad. En este marco, todos los años la historia cobra vida y los turolen- ses se visten con trajes medievales para la representación popular de Las Bodas de Isabel, la emotiva y conocida tradición de Los Amantes de Teruel, que permanecen enterrados en el interesante Mausoleo de los amantes, situado en la iglesia y Torre de San Pedro,

 

Pero junto a estas antiguas calles encontramos también unos destacados ejemplos de edificios modernistas, como algunos de la plaza del Torico, punto neurálgico de la ciudad. Otra ocasión adecuada para acercarse a Teruel es con motivo de sus famosas estas de la Vaquilla, una experiencia inolvidable si además se saborea la rica y variada gastronomía, con el exquisito Jamón de Teruel, (Denominación de Origen Protegida), como plato estrella.

 

No te pierdas su Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional, con el tambor y el bombo como protagonistas.

Territorio Dinópolis, es el parque paleontológico más grande de Europa y ofrece di- vertidísimas actividades para todas las edades, tanto en su sede principal, a las afueras de la ciudad, cuanto en otras localidades cercanas, como Riodeva (con una réplica del dinosaurio más grande de Europa) o Galve (con una repro- ducción de una familia de Aragosaurus a tamaño natural).

 

También cerca de Teruel se encuentra Cella, con curiosidades como su acueducto romano o la fuente de Cella, el pozo artesiano más grande de Europa, del s.XII. El recorrido por el Teruel Mudéjar. La ruta puede comenzar en la Catedral de Santa María (s. XIII al XVI), de la que destacan su torre, el cimborrio y el artesonado de madera de la techumbre interior, considerado la Capilla Sixtina del arte mudéjar (s. XIII).

A continuación toca alzar la mirada y maravillarse al pie de la bellísima Torre de San Martín y junto a la Torre-puerta de El Salvador, ambas del s. XIV, con apariencia de alminar almohade. Siguiendo el recorrido, llegaremos hasta la Iglesia de San Pedro (s. XIII), cuya torre también se puede atravesar.

Por último, podemos terminar en la torre de la Iglesia de la Merced (s. XVI) y ya habremos empezado a comprender por qué el mudéjar de Teruel está declarado Patrimonio Mundial. No todo es medieval en Teruel. También encontramos aquí una interesante ruta de la arquitectura modernista, donde lo deco- rativo y lo funcional se funden en perfecta asociación, en este estilo imaginativo y sugerente.

Formas curvas, adornos vegetales, trabajos de forja con hermosos detalles se pueden apreciar en Casa Ferrán, La Madrileña y la Casa de tejidos “El Torico”, con su torreón. También son modernistas la casa de Timo- teo Bayo, Casa Escriche y Casa Torán. De esta misma época es el estilo neo-mudéjar que se ve representado en la her- mosa Escalinata del Óvalo.

El encanto de Albarracín está sobre todo
en el trazado de sus calles, con escalinatas
y pasadizos y en el conjunto de su caserío
de muros irregulares, de color rojizo con entramado de madera. Cada rincón, cada casa, es objeto de admiración por sus puertas y llamadores, sus diminutas ventanas con visillos de encaje, sus balcones corridos en rica forja y de madera tallada.

Son numerosos los a cionados al dibujo, la pintura, o la fotografía que pretenden atrapar la magia de este pintoresco pueblo en sus obras. Pero Albarracín tiene también nuevos atractivos, como la subsede de Territorio Dinópolis dedicada al mundo de los fósiles y a los mares prehistóricos, o el curioso parque temático Trebuchet Park, dedicado a las máquinas de asedio empleadas a lo largo de diferentes épocas.

 

Más al oeste y cerca de Frías de Albarracín puedes acer- carte hasta el nacimiento del río Tajo. Se trata de un monumento rodeado de frondosos pinares que personi ca el río con símbolos de las tres provincias entre las que está situado: Teruel, Cuenca y Guadalajara. También son hermosos los nacimientos del río Guadalaviar (que luego cambia su nombre a Turia), en el pueblo de mismo nombre, y del río Cabriel, en los llamados Ojos del Cabriel, con sus bonitas cascadas, como la espectacular del Molino San Pedro.

Pero la sierra de Albarracín esconde otros parajes dignos de ser visitados. El primero es el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, con su característico tono rojizo y verde. Este pino resinoso surge a veces de las mismas rocas intentando tocar el cielo con sus copas. Cuenta con un centro de visitantes en Donarque.

En estos bosques que forman el Parque Cultural de la Sierra de Albarracín se esconden numerosas muestras visitables de grabados y pinturas rupestres post-paleolíticas. Encuadradas en el denominado Arte Levantino, abundan las imágenes de fauna local (toros, ciervos, caballos) y las escenas de caza, protagonizadas por grupos de arqueros. Muchas conservan sus vívidos colores origi- nales, en rojo, negro o blanco, este último característico de la zona.

El resto de la Sierra de Albarracín es una sucesión de montes y barrancos situados por encima de los mil me- tros, con varios pueblos llenos de encanto rodeados de impresionantes paisajes. En ellos encontraremos pozas, cascadas y naturaleza virgen donde podemos cruzarnos con tímidos corzos, esquivos jabalíes o curiosas ardillas.

 

El siguiente fichero PDF no es propiedad de DreamsAvenue.com ni ha colaborado en la creación ni nada relacionado con el mencionado archivo. Así pues, DreamsAvenue.com no puede garantizar la calidad de dicho fichero, ni el contenido del mismo, con lo que el usuario entiende y acepta que DreamsAvenue.com no se hace responsable del posible daño que le pudiere causar el fichero PDF a su equipo. En principio no debería pasarle nada, es una simple guía promocional.


  Entiendo y acepto que NO soy el legítimo propietario y que todos los derechos sobre el PDF corresponden a otra persona y/o entidad.

  Entiendo y acepto que DreamsAvenue.com no tiene responsabilidad alguna del contenido, calidad, ni nada relacionado con el archivo PDF.


Fuente: Turismo de Aragón.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of