El país escandinavo de Dinamarca, se encuentra ubicado encima del único país europeo con el que tiene frontera terrestre, Alemania, aunque desde el año 2000 también se puede ir a Suecia en tren o por carretera, debido a la inauguración del ‘Puente de Oresund’. La población danesa es de poco más de cinco millones y medio de habitantes, los cuales ocupan un territorio equivalente a Aragón. Dinamarca tiene además dos territorios de ultramar, como son Groenlandia y las Islas Feroe y posee 407 islas, de las cuales sólo un 19% (79) están habitadas.

Dinamarca es el país del mundo con los salarios más altos y la tasa de desempleo más baja, ronda el 2% (un porcentaje residual), equivalente a personas que están en paro mientras cambian de trabajo de forma casi inmediata.

En 2009 hubo una manifestación para protestar por haberles bajado los impuestos, lo que afectó al nivel de protección de los ciudadanos. Exigían que les subieran los impuestos hasta dejarlos como estaban antes de la reforma. A finales de 2010 sigue el debate de si quieren mantener el nivel de vida o prefieren ver reducidos los impuestos, cosa que algunos dicen que es compatible.

La ciudad más importante y habitada del país es su capital, Copenhague, con cerca de dos millones de habitantes, sumando las 33 poblaciones más cercanas, es decir, su área de influencia. Algunos de los lugares turísticos más famosos de Dinamarca y Copenhague son los siguientes:

 

La Sirenita. En Copenhague, construida en 1913 y basada en el cuento de Hans Christian Andersen, es el monumento más famoso de toda Dinamarca.

El Tívoli. También en la capital danesa, el parque de atracciones se encuentra en el centro de la ciudad, data de mediados del siglo XIX.

Castillo de Egeskov. De estilo Renacentista, es el mejor conservado de toda Europa. Se encuentra situado al sur de la isla de Fionia. El castillo data del siglo XVI, está rodeado de unos jardines que ocupan 20.000 metros cuadrados y de un lago de 5 metros de profundidad.

Castillo-Palacio de Rosemborg. Construido a comienzos del siglo XVII, se encuentra en el centro de Copenhague y recibe unos dos millones de turistas anuales, aunque sus jardines reciben poco más de un cuarto de millón de turistas al año.

Ribe. Es la ciudad más antigua de toda Dinamarca, data su fundación de comienzos del siglo VIII. Lo de ciudad es un decir, ya que tiene escasos 8.000 habitantes. Es recomendable visitar el ‘Museo Vikingo’ y pasear por sus calles, las cuales fueron testigos de la cultura vikinga. Ribe se encuentra en el oeste de Dinamarca, prácticamente tocando el mar del norte, y Copenhague está rozando Suecia, separada por el mar Báltico a una distancia no mayor que la de Algeciras de Ceuta.

Las épocas del año ideales para visitar Dinamarca son primavera y otoño, ya que en verano está saturado de turistas y hace mucho calor, y en invierno puede llegar a hacer mucho frío, así que mejor evitar esas fechas.

Tenga en cuenta, que Dinamarca es un país con mucha historia, lleno de lugares turísticos (la mayoría en Copenhague) de los que disfrutar. No se preocupe, los Vikingos ya no siembran el terror en Europa, así que no lo dude, es un destino cien por cien recomendable, no le defraudará.

Respecto de la sociedad danesa, se ha escrito mucho y generalmente para remarcar que son más bien fríos, pero eso no quita para que sean gente amable y nada falsa, que no te juzga por la apariencia que tengas, son educados hasta decir basta, se puede hablar con ellos de cualquier cosa y no se preocupe que no van a ir por ahí contando su vida a nadie. La juventud se independiza de sus padres a los 18-19 años, ya que nos les faltan trabajo.

 

EL CLIMA

El clima es suave e incluso agradable a lo largo de todo el año, aunque eso sí, en otoño e invierno el viento sopla con fuerza, el mercurio llega a alcanzar los -8ºC en invierno y las nevadas son copiosas. Respecto de las precipitaciones, caen poco más de 700 mm. sumando los 120 días de lluvia que tienen anualmente.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.