Capital de Europa

 

Bélgica se encuentra situada al noroeste de Europa, siendo uno de los fundadores de la Unión Europea y donde se encuentran algunas de las más importantes instituciones de La UE, aparte de otros organismos internacionales como la OTAN.

Sus diez millones y medio de habitantes viven dentro de un país pequeño (ocupa el puesto 135 por tamaño) , pero con una gran densidad de población (360 hab. por km cuadrado), lo que les causa graves problemas medioambientales, cosa que se agrava al estar en el corazón de Europa.

Los lugares y/o ciudades más conocidas de Bélgica en el exterior son:

 

Bruselas. Es la capital, tiene 150.000 habitantes el casco urbano, si sumamos los alrededores llega al millón de personas y a los 2 si se le añade la zona de influencia. Destacan los museos y monumentos de la ciudad, entre los que se encuentran: Museo de la Vestimenta y el encaje, Museos de Arte Antiguo y Arte Moderno, Museo David y Alice Van Buuren, contiene obras de Van Gogh entre otros.

La Basílica del Sagrado Corazón, es la sexta más grande del mundo. Manneken Pis, una estatua de bronce de unos 50 metros de un niño haciendo pis, es uno de los símbolos de la ciudad. El Atomium, es una estructura de 103 metros, inaugurada para la Expo de 1958, representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces. Dicha estructura fue diseñada para que apenas acabase la Expo se retirase, pero debido al éxito que tuvo, se decidió dejar y ahora es uno de los lugares que todo turista visita.

Brujas. Para hacerse una ligera idea, el centro histórico de Brujas fue declarado en el 2000 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su nombre en flamenco se escribe ‘Brugge’ y ‘brug’ significa ‘puente’, así pues, el plural significa ‘puentes’ y le pusieron el nombre por la gran cantidad de puentes que hay en la ciudad.

Bruselas, Bélgica

La población de Brujas es de alrededor de 130 mil habitantes, todos ellos disfrutan de su ciudad medieval, canales y romanticismo que desprende la misma. El turista que llega se queda prendado y maravillado por lo que ve, que como ya se ha comentado, su casco antiguo es la mayor atracción turística de la ciudad. Otros sitios de recomendada visita son: El Campanario y el Mercado Cubierto, La Plaza Burg, El Ayuntamiento, Las puertas de la Ciudad o La Iglesia de San Salvador, por poner unos ejemplos.

Amberes. El origen del nombre de la ciudad es muy curioso. Cuenta la leyenda que un gigante llamado Druoon Antigoon, se dedicaba a cobrar peaje a todos los barcos que cruzaban por el río, que era donde vivía en gigante. Si alguno no pagaba, el gigante le cortaba la mano al capitán y la tiraba al río. Un buen día, un Centurión Romano le cortó la mano al gigante y la lanzó al río. De ahí surge el nombre, ya que Antwerpen (neerlandés) significa, Ant=’Mano’, Werpen=’Lanzar’.

Es la ciudad que escogió Pedro Pablo Rubens, para formarse y realizar la mayor parte de su trabajo. También es donde decidió pasar sus últimos años de vida. Por la ciudad es fácil encontrar estatuas / calles / plazas que hacen referencia al famoso pintor. En la Catedral se pueden ver 3 de sus obras. Cerca de la Catedral encontraremos el bar más antiguo de Amberes, cuya carta de cerveza ronda las 150 variedades. La ciudad tiene medio millón de habitantes, es una de las etapas importantes en el ‘Camino de Santiago’ si vienes desde los Países Bajos.

Gante. La población es de un cuarto de millón de habitantes, estando situada entre Brujas y Bruselas. Puede recorrer gran parte de la ciudad en una embarcación, pasando por los canales de la animada ciudad, constantemente se están celebrando conciertos y son las fiestas referente de toda Europa, ya que los 10 días que duran las fiestas (segunda quincena de julio) sus calles se llenan de gente. Es una ciudad universitaria, hay cerca de 50.000 universitarios, multitud de museos, castillos medievales e iglesias góticas.

En la actualidad, Bélgica se encuentra dividida en lo referente al idioma, ya que el 60% hablan neerlandés y el restante 40% habla francés. En la capital, Bruselas, oficialmente es bilingüe, aunque el 90% habla francés habitualmente. El idioma que más ha crecido proporcionalmente es el árabe, debido a los inmigrantes magrebíes que se han ido a vivir a Bélgica. De todas formas, el árabe lo hablan poco más del 5% de la población. Si usted no habla francés ni neerlandés, no se preocupe, algo más del 40% de los belgas hablan inglés, así que no tendremos problemas para comunicarnos, e incluso, hay un 9% de personas que hablan español.

El clima en Bélgica es de 3ºC en enero de media, para pasar a 18ºC en julio, lo que indica que no es un país especialmente caluroso y es más, suele ser frecuente la lluvia durante todo el año, llegando a caer en no pocas ocasiones unas precipitaciones respetables.

Hay que tener en cuenta que toda Bélgica es muy recomendable, ya que se tiene la errónea idea de que es un país triste, gris y apagado, cuando es todo lo contrario. De hecho, hay gente que huye en busca de libertad, dejando atrás todo, excepto la peluca, of course.

 

 

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.