El Paraíso del Friki, Tokyo

 

La ciudad de Tokio es la capital de Japón, un país formado principalmente por cuatro islas, las cuales abarcan el 98% del territorio nipón. Dichas islas son: Shikoku, Hokkaidō, Honshū y Kyūshū. Aparte, también tiene cerca de siete mil islas menores. La población es de prácticamente ciento treinta millones de habitantes, de los cuales, trece millones y medio viven en la capital, aunque si sumamos su área metropolitana, conocida como ‘área del gran Tokio’ la cifra se dispara hasta los treinta y ocho millones de personas, la zona más habitada del mundo.

Si usted es un apasionado de los videojuegos, aparatos retro, dibujos manga y demás, entonces está de enhorabuena, porque  en Tokio, de entre los muchos lugares de interés, encontrará una zona le encantará, concretamente el Shibuya, un distrito donde lo que conocemos por raro es lo más normal. Tenga cuidado porque es más fácil de lo que imagina perderse. Sus pasos de peatones con miles de personas para cruzar a la vez es un buen ejemplo.

Estos son algunos de los lugares de mayor interés turístico de la capital nipona:

 

    Shinjuku. Es uno de los distritos de Tokio. Allí encontraremos inmensos rascacielos, hoteles de lujo, centros comerciales y zona de compras en general, el estadio Olímpico, una área de ambiente gay y el Shinjuku gyoen, un parque de casi 60 hectáreas de tamaño y algo más de tres kilómetros y medio de perímetro.

    Akihabara. Es donde todos los frikis se reúnen. Si está buscando cómic manga, lo último en tecnología, ordenadores y videojuegos, no dude en pasarse por aquí.

    Shibuya. Es la zona de compras y marcha de la ciudad. Tiene el distrito poco más de doscientos mil habitantes, pero una densidad de población de cerca de quince mil habitantes por kilómetro cuadrado. Si quiere fiesta, esta es su zona.

    La Torre de los Impuestos. Es lo que conocemos en España como el ‘edificio del Ayuntamiento’, pero como no existe la ciudad de Tokio como tal, es el edificio del Gobierno de Tokio. Hallaremos un mirador donde contemplar toda la ciudad desde lo más alto del ‘Ayuntamiento’, que dicho sea de paso, es un rascacielos situado en el distrito de Shinjuku. Ah, hasta hace no mucho, el usar el mirador era gratis.

    Roppongi Hills. Un complejo de edificios de estilo futurista, con el rascacielos ‘Mori Tower’ de 238 metros de altura gobernando la zona. En esa urbanización hay de todo, desde las embajadas de muchos países, hasta selectos clubs, pasando por galerías de arte, cines y tiendas de ropa.

    Tokio Tower. De silueta muy similar a la Torre Eiffel de París, e incluso la supera por pocos centímetros. Depende de lo que se pague, se podrá subir a una altura 2/3 o casi arriba del todo, pues es un estupendo mirador desde el que se divisa gran parte de la ciudad.

    Ryogoku. Es un barrio situado cerca del Museo de Tokio. Ahí se disputan los torneos de Sumo, donde en Japón es toda una tradición, ya que se estima tiene 2.500 años de antigüedad. Es una especie de lucha libre con contrincantes vestidos únicamente con un mawasi, que no es otra cosa que una especie de enorme tanga que cubre sus partes nobles. Los luchadores por norma general son bastante grandes, son admirados y es una forma de vida.

    Asakusa. Es donde está el templo más antiguo de Tokio, cuyo nombre es Senso-Ji. Cada año lo visitan 20 millones de personas, suele estar saturado y pese a todo ello, la visita es prácticamente obligada.

 

Tokio es una ciudad inmensa, para ir de una punta a otra de la ciudad lo mejor es coger el metro, pero ojo, no es como los de Madrid o Barcelona, el metro de Tokio es tan enorme que te entran ganas de salir corriendo. Tiene tantas líneas, que hay que andar con mucho cuidado, no sea que nos equivoquemos y acabemos en el otro extremo de donde teníamos pensado ir.

Un lugar que todos los japoneses deben subir antes de morir es el Monte Fuji, el cual es el más alto de todo Japón con sus 3.776m. El tiempo de escalada oscila entre las 6 y 9 horas. Se suele escalar en los meses centrales, ya que es más ‘fácil’ por la ausencia de nieve.

En Japón se dan cita tradición y modernidad, el sumo y los robots de última generación, las geishas y los trenes de levitación magnética… la pega que le podemos poner a Japón, es que muy pocos hablan inglés y el comunicarse se vuelve un tanto complicado si uno no se sabe defender con cierta fluidez en japonés. Por lo demás es un país altamente recomendable.

 

EL CLIMA

La ciudad de Tokio disfruta de un clima templado, con diferencias marcadas entre unas estaciones y otras. La temperatura media es de poco más de 15ºC, teniendo los de prácticamente abril hasta octubre una máxima de 20ºC de media, siendo los meses de julio y agosto donde los 32ºC, teniendo una mínima en los dos meses mencionados de 20ºC. Curiosamente, pese a tener 1.900 horas de sol anuales, es en diciembre y enero cuando más lo notaremos.

Se recomienda no visitar Tokio en los meses centrales, porque se va a asar de calor. Por contra, apenas 11 días al año nieva más de 1 mm. y sólo cae de diciembre a marzo. En lo referente a las precipitaciones, todos los meses llueve, de hecho, anualmente caen 1600 mm. de precipitaciones. siendo más acusado de marzo a noviembre, con septiembre y octubre como los meses más lluviosos con diferencia.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.