Viajando a la Polinesia Francesa

 

Bora Bora es un atolón en las Islas de la Sociedad (Polinesia Francesa), situada en el noroeste de Tahití, a unos 250 kilómetros está la Isla de Papeete, una hora de distancia más o menos. Actualmente, Bora Bora es el destino turístico más paradisíaco que se puede encontrar. Por cierto, Papeete es una ciudad exótica, bella, pintoresca y de playas espectaculares, pero con unos precios que tiran para atrás al más pintado. Si alquilas un coche, te puedes ir a los pueblos de los alrededores. En Vaitape hay multitud de tiendas con artículos de todo tipo y precios especialmente caros para los turistas. La comida típica del lugar es el pescado crudo, aunque encontraremos bares y restaurantes con comida china y francesa, lo cual es todo un desahogo.

La elección del Hotel es importantísima, pues te vas a pasar gran parte del tiempo allí. Los precios están por las nubes en todos, aunque se recomienda alojarse en un hotel de una cadena europea.

Hay que tener en cuenta que en el precio que te cobran por noche, queda incluido el préstamo ‘gratuito’ que te hacen en; aletas, kayak, etc… Bora Bora no es un destino de riesgo, ello significa que no hace falta ir vacunado, pero hay que tener en cuenta que no se encuentran apenas farmacias por ningún sitio, con lo que es recomendable llevar nosotros nuestra pequeña farmacia encima, con Betadine, tiritas y demás cosas esenciales.

Se recomienda visitar The Farm, que es el criadero de perlas negras más famoso de la isla. Por el módico precio de 500€, podemos bucear para coger la ostra que más nos guste y llevarnos su perla. Si prefiere comprar la perla directamente sin tener que bucear, podemos regatear a los vendedores. Dependiendo de nuestra habilidad, podremos sacar 4 o 5 perlas por 500€, aunque esas perlas han sido criadas de forma artificial, introduciendo una pequeña perla envuelta en una especie de textura cartilaginosa y los dejan allí unos 3 meses, hasta que pasado ese tiempo consiguen una perla de 0.5 cms. En el mercado artesanal se pueden encontrar perlas naturales con 25 – 30 euros cada una, ya que son perlas con alguna pequeña tara.

Bora-Bora

El Monte Otemanu es uno de los símbolos de Bora-Bora, así como sus paradisíacas playas de arena blanca y aguas cristalinas.

Bora-Bora, pese a ser uno de los destinos más exóticos que existen, no faltan turistas. El viaje desde Madrid a la Polinesia francesa, contando las horas de aeropuerto, suman 23 horas… no está nada mal, por lo menos te reciben cantando y tocando el banjo 3 representantes polinesios, junto a 3 bellas mujeres, que además te regalan collares de flores y una bonita sonrisa. En la isla se pueden hacer multitud de actividades, casi todas ellas previo pago. Alquilar un coche, ir a dar de comer a los tiburones o alquilar una moto de agua nos costará dinero, especialmente la moto de agua, que ronda los 180 euros por hora, aunque el precio puede variar, está claro.

El clima en Bora Bora es caluroso pero estable. Las temperaturas máximas durante los doce meses del año oscilan entre los 28ºC el mes menos caluroso, y los 30ºC los meses de más calor. Respecto de las temperaturas mínimas, ningún mes pasa de los 24ºC ni baja de los 23ºC. Al cabo del año caen 2.300 mm. de lluvia, la mitad entre los meses de diciembre y febrero, ambos inclusive.

Para finalizar, el que acude a Bora Bora lo hace con la intención de desconectar. No se olvide de llevar ropa informal y sobretodo cómoda, la necesitará.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of