Viaje a Eslovenia

 

La República de Eslovenia es un país centroeuropeo, el cual tiene de vecinos a Austria al norte, Hungría al noreste, Croacia al sureste e Italia al oeste. La población de Eslovenia es de dos millones raspados de habitantes, los cuales viven en un territorio ina tercera parte menor que Galicia. Forma parte de la Unión Europea desde 2004.

Turísticamente merece la pena visitar Eslovenia, más si a usted le gusta:  Esquiar en los Alpes [Julianos], visitar castillos medievales, contemplar ríos cristalinos y lagos espectaculares, ir de excursión y entrar en cuevas impresionantes y disfrutar en lo posible de los espacios naturales protegidos.

Liubliana es la capital del país y ciudad más poblada con doscientos ochenta mil habitantes. Dentro de lo que cabe, es una ciudad concebida para el turista, tiene varios lugares tanto en la ciudad como en sus alrededores que merecen la pena visitarlos, entre ellos se encuentran los siguientes:

El Castillo de Liubliana. Data de mediados del siglo X, aunque se fueron añadiendo dependencias con el paso del tiempo. Al final, el castillo fue comprado en 1905 y remodelado de arriba a abajo. Casi un siglo después la remodelación finalizó y ahora se usa para festejos, bodas y eventos culturales.

Parque Nacional Triglav. Es un conjunto de parajes, ríos y lagos, todo ello espectacular a más no poder. La muestra más evidente es la pequeña Isla del Lago Bled, situada en el centro del lago. En esa pequeña isla hay una iglesia y todos los que se animan a ir remando hasta la isla, deben tocar las campanas de la iglesia. El replicar de las campanas rompe la tranquilidad en la que están las personas que están pasando el día en el lago.

En Bled, aparte del lago se pueden hacer otras muchas actividades, como; jugar al golf, senderismo, pesca deportiva, o subir al pico Triglav, que dicho sea de paso es el más alto de Eslovenia con sus 2.864m, situado en los Alpes Julianos, muy cerca de Bled. Por si esto fuera poco, Bled está a casi a tocar de Austria y a 50kms de Liubliana.

Las Cuevas de Postojna. Están ubicadas a unos 60 kilómetros de la capital eslovena. Las cuevas tienen una longitud de 20 kilómetros, puede visitarse previo sablazo en taquilla. Hay una guía turística que va explicando en multitud de idiomas las zonas por las que se pasa. Los arqueólogos afirman que los restos humanos encontrados en el interior de la cueva tienen alrededor de 150 mil años.

 

Liubliana como capital de Eslovenia acapara gran parte de las instituciones del Estado, como son: La Asamblea Nacional, Ministerios, La Bolsa, Banco de Eslovenia, Consejo Nacional y las multitud de empresas nacionales. El símbolo de la ciudad es el Dragón de Liubliana, al que se supone que Jasón derrotó cerca de un lago cercano a lo que hoy es Liubliana y Vrhnika. El mejor lugar para contemplar la ciudad, es subir al castillo y dirigirse a la torre este. Al estar el castillo sobre una colina, unos optan por ir en coche, otros andando y otros tantos en tren turístico.

Las pegas que se pueden poner al país, son los precios de algunas cosas y el idioma. No es tan cerrado como Eslovaquia, con lo que es muy posible que encuentre gente que hable inglés.

El clima en Eslovenia es mediterráneo en la costa, alpino en las montañas y continental con veranos e inviernos suaves en los valles. En el mes de julio la temperatura media es de 20ºC, lo que contrasta con el par de grados bajo cero de media que hace en enero. Respecto de las precipitaciones, caen 1400 mm. en el centro del país [siempre hablando de media anual], 800 mm. en el sureste, 1000 mm. en la costa y 3500 mm. en los Alpes. Si va a viajar a Eslovenia en invierno, tenga en cuenta que nieva bastante por esas fechas allí, vaya bien preparado.

Para finalizar, Eslovenia es un país que tiene de todo turísticamente hablando. Pese a que quizá no es muy conocido ni como país, ni turísticamente, es uno de los destinos que no defraudan y que todavía no está saturado de visitantes.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of