Viaje a Italia

 

La República Italiana es un país ubicado prácticamente en el corazón de Europa. Por tierra tiene de vecinos a: Mónaco, Francia, Suiza, Austria y Eslovenia. La parte este del país la separa el Mar Adriático de: Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Montenegro y Albania.

La población de Italia es de 60 millones de habitantes, de los cuales 2,8 millones viven en la capital, Roma. 

En el siglo VIII a.C la comunidad que habitaba la Antigua Roma se fue expandiendo enormemente, y lo que comenzaron siendo una comunidad de agricultores, acabó siendo un Imperio con el paso del tiempo. En su época de mayor auge, El Imperio Romano abarcaba desde lo que hoy es Reino Unido, hasta el Sahara, y desde España hasta Grecia.

Italia es un lugar para visitar sin prisas, entre la gran cantidad de lugares turísticos que hay, se recomienda no dejar de acercarse a ver los siguientes:

 

El Coliseo de Roma. Es un anfiteatro levantado en el siglo I d.C. De majestuoso diseño, data del siglo I d.C. En su momento podían disfrutar de los distintos espectáculos unas 50.000 personas. Con la caída del Imperio Romano en occidente en el año 476 d.C. , fue usado para multitud de cosas. Por ejemplo, los bizantinos le dieron un uso para lucha de gladiadores, obras de teatro, ejecuciones, etc. Posteriormente, después de la alta edad media, se usó como sede de una orden religiosa,  cantera, fábrica e incluso de fortaleza. Desde que se convirtió en santuario cristiano, se detuvo el expolio que sufría y con ello se ayudó a conservarlo hasta nuestros días.

La Torre de Pisa. Data del siglo XII, concretamente del año 1.173 y pese a llevar muchos siglos inclinada 4º grados, aguanta el paso del tiempo. Sus seis niveles elegantemente adornados, el campanario encima de los mismos y la base con arcos ciegos forman la impresionante obra. Es, sin duda, una de jas joyas del arte románico. Se puede subir por la escalera interior existente en forma de espiral, para ello deberemos salvar 294 escalones.

La Catedral de Florencia. Santa María del Fiore (de las Flores), es uno de los templos Cristianos más grandes que existen, su belleza no se puede explicar con palabras. De Florencia es lo que llama más la atención, que ya es decir. Data de los últimos años del siglo XIII y se finalizó bien adentrado en el siglo XV, exactamente en el año 1471, después de haber sido paradas las obras durante varias décadas.

La Casa de Giulietta. En Verona. A todo el mundo le suena la trágica historia de amor que tuvieron Romeo y Julieta. Los más ‘frikis’ se acercan a visitar la casa que por cierto, data del siglo XIII, pero está bastante restaurada. No hay mucho que ver en el interior, aunque la ciudad hará las delicias de las personas románticas.

Basílica de San Pedro. Que pese a pertenecer al Estado soberano de El Vaticano, es recomendable ir a visitarlo ya que está dentro de la ciudad de Roma. Según un estudio de 1965, en ésta Basílica está enterrado el primer Papa que da nombre a la Basílica.

Museo Egipcio de Turín. Es el más grande del mundo después del de El Cairo. Podremos encontrar desde objetos de la vida cotidiana, hasta sarcófagos, pasando por máscaras, estatuillas, etc.

La Ciudad de Roma. Pasear por sus calles es sentirse como en un museo, aunque eso sí, sus adoquines destrozarán los pies del más curtido andador. El Panteón de Agripa, La fontana de Trevi o la Piazza Venezia, por poner un pequeño ejemplo, son algunos de los lugares de obligada visita junto a Colosseo. Coger un taxi puede evitar que destroce sus pies, pero  conducen quizá demasiado rápidos, tanto los taxistas como el resto. No se fíe de los pasos de peatones ni teniendo usted la preferencia. Coja mejor el bus.

Santa María delle Grazie. En Milán. Data de mediados del siglo XV. Es un convento Dominicano que está decorado con el mural ‘La Última Cena’ de un tal Leonardo Da Vinci.

La Catedral de Milán. También conocida como ‘il Duomo’. Impresionante Catedral de estilo gótico, con fachada neogótica. Una de las mayores atracciones de Milán, sino la mayor junto a sus deliciosas pizzas. Hay que tener en cuenta que es más una ciudad industrial que una ciudad turística.

 La Catedral de San Marco. En Venecia. Es bastante llamativa, por decirlo suavemente, no desentona con la belleza de la ciudad llena de canales, góndolas, y unas calles con encanto.  uniéndolas a muchas de ellas unos pequeños puentes.

Plaza Venezia, Roma

En Italia, aparte de turismo cultural, tenemos muchas otras cosas para poder hacer, como por ejemplo irnos a las playas de Cerdeña y disfrutar de sus aguas cristalinas, o pasarse a ver allí mismo, ‘La Gruta de Neptuno’, que son unas cuevas a las que sólo podrá acceder en barco. Para terminar la ruta por Cerdeña, sería recomendable el visitar la bonita localidad de Castelsardo, donde las pizzas (y gastronomía en general) son excelentes.

De entre las ciudades italianas, Roma, Milán, Florencia (La Toscana, con sus impresionantes paisajes) y Venecia son de visita obligada, especialmente Venecia, ya que pasear por sus calles empedradas, visitar las tiendas donde venden las típicas máscaras venecianas, disfrutar de la tranquilidad y darse un paseo en góndola son cosas impagables.

 

EL CLIMA

El clima en Italia es Mediterráneo, con las temperaturas más altas en el sur del país, alcanzando en verano los 30ºC de media en la zona. Durante esa época casi no llueve allí, todo lo contrario que pasa con la zona norte, que en las zonas cercanas a los Alpes reciben durante el invierno fuertes precipitaciones en forma de lluvia y nieve, aunque en realidad la lluvia se extiende a lo largo de todo el año.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of