República de Malí

 

La República de Malí, es un país de áfrica occidental sin salida al mar. Tiene de vecinos a Argelia al norte, Burkina Faso, Costa de Marfil y Guinea al sur, al este con Níger y al oeste con Senegal y Mauritania. La población de Malí es de alrededor de doce millones de habitantes, de los cuales, un millón ochocientos mil viven en la capital, Bamako.

Los lugares que un turista que se precie no debería dejar de ver, son los siguientes:

 

Mercado de Bamako. Donde el trueque está a la orden del día. Muy colorido, especialmente por la vestimenta que llevan los comerciantes, incluyendo curanderos y sanadores.

Djenné. Se encuentra ubicada en el centro de Malí, entre los ríos Bani y Níger. Es un enclave religioso de primer orden. Su mezquita de adobe es la más grande del Mundo hecha con este material.

Comunidad Dogón. Son un pueblo (comunidad, tribu) de alrededor de 300.000 personas. Algunas de las viviendas de ‘los Dogones’ están construidas sobre la falla de Bandiagara. Dichas casas han sido incluidas por la UNESCO en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Ciudad de Gao. Al noroeste de Malí, a tocar del río Níger. Su población es de aproximadamente 40.000 personas, y tiene una época seca que dura 9 meses, ya que al sur de la región abarca parte del desierto del Sahara. La época seca dura 8 – 9 meses y por las noches la temperatura llega a bajar sobre 20 grados en diciembre / enero. En Gao encontraremos la conocida como ‘Duna Rosa’, en el delta del río Níger.

Bamako. La capital de Malí. En ella se pueden encontrar ‘El Museo de la Mujer’, ‘El Museo Nacional de Malí’ y ‘La casa africana de la fotografía’ entre otros lugares de interés. Bamako parece un enorme bosque en el que se han colocado aleatoriamente edificios entre los árboles. No esperen rascacielos ni nada parecido, el tráfico es un caos y el tren resulta insufrible.

Paseo por el Níger. Ya que es un río navegable, podemos darnos un paseo y conocer los diferentes pueblos que conviven en la zona como: los Tuareg, Dogón, Sarakolé, etc.

Barcos en Malí

En lo que al tema de salud se refiere, es obligatoria la vacuna contra la fiebre amarilla e igualmente es muy recomendable tomar antipalúdicos, consulte a su médico antes de viajar a éste lugar. Malí es un país muy pobre, pero de paisajes espectaculares. El mayor temor que ha de tener es el terrorismo, ya sea mediante secuestros  o atentados. Tengan cuidado.

El clima es subtropical en el sur y árido en en norte. Apenas llueve en gran parte del país, con lo que resulta frecuente ver pasar largas temporadas de sequía en ésa zona. Por otro lado, la temporada de lluvias es de finales de junio a diciembre, en la que suele ser frecuente ver como se desborda el río Níger.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.