Escocia y El Lago Ness

 

Escocia es un país ubicado en Europa y ronda los cinco millones y medio de habitantes. A comienzos del siglo XVII (1603) se unió a Inglaterra y desde entonces forma parte de Reino Unido, junto a Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. El idioma mayoritario que se habla en la calle es el inglés, aunque el oficial es el escocés-gaélico. Su capital es Edimburgo, teniendo una población de medio millón de habitantes.

Los lugares de Escocia que todo turista que se precie debería visitar, son los siguientes:

 

El Lago Ness. Famoso por la leyenda del monstruo [al que llaman Nessie] que dicen hay bajo sus aguas. Su forma alargada es debido a que se extiende sobre una falla. Tiene una profundidad de 200 metros, más que aceptable, una anchura de 1,5 km. y una longitud que ronda los 40 km. El entorno es precioso, el monstruo no tanto, imaginamos. De hecho, podemos subir  a una embarcación turística y buscar nosotros mismos a Nessie.

Skye. Es una isla escocesa de apenas diez mil habitantes. Entre lo más destacable, se encuentra: La Neist Point y sus acantilados cercanos, El Castillo de Nunvegan y Las Casas de Piedra restauradas de Trotternish.

El Castillo de Stirling. Data del siglo XIV. Está construido sobre ‘La colina del Castillo’, un pico de origen volcánico, donde gobierna todo el horizonte y vela por la ciudad medieval de Stirling. Las 3/4 partes del Castillo están rodeadas de acantilados. En paraje en el que se encuentra ubicado no está nada mal.

Edimburgo. Es la capital de Escocia, pero no la ciudad más grande, ya que Glasgow le saca apenas cien mil habitantes. En la capital hay muchas cosas que ver, es una ciudad bonita, a la que también se la conoce como ‘La Atenas del Norte’, por su similitud topográfica, por la época de la ‘ilustración escocesa’ (época intelectual, siglo XVIII), su arquitectura neoclásica, etc. De hecho se construyó en Edimburgo el ‘Monumento Nacional Atenas del Norte’, emulando la fachada de un Partenón griego.

Royal Mile, Edimburgo. Es el nombre de la avenida que une El Castillo de Edimburgo y El Palacio Holyroodhouse, en el mismo corazón del casco antiguo. Se llama así por medir 1814,2 m. es decir, el equivalente a la milla escocesa, una unidad de medida poco conocida.

Volcán Arthur’s Seat. El cual lleva más de tres siglos y medio inactivo. El pico mide aproximadamente 250 m. habiendo en la cima un mirador, donde son constantes las visitas al mismo, siendo una excursión muy recomendable debido a las vistas que se tienen desde allí.

Palacio Holyrood, Edimburgo. De aspecto imponente. Lleva sirviendo como residencia de los distintos reyes de Escocia desde el siglo XV. La Reina Isabel II pasa una semana de vacaciones al principio de cada verano. Es el lugar donde se celebran actualmente las ceremonias oficiales más importantes de Escocia.

Escocia

La otra gran ciudad escocesa es Glasgow, de hecho es la que tiene más poblada de todas, llegando a tener sumando su área metropolitana más de dos millones y cuarto de habitantes. Algunos de los lugares más turísticos de Glasgow, entre otros se encuentran:

 

Catedral de Glasgow. Data del siglo XII. La encontraremos en el centro antiguo de la ciudad, junto al cementerio de la ciudad de estilo victoriano, construido en el siglo XIX. La Catedral de Glasgow, también conocida como Catedral de San Kentigern o de San Mungo, fue levantada entre los siglos XIII y XV. Su de estilo es gótico medieval.

Museo Kelvingrove. De fachada impresionante. Es la segunda mayor atracción turística de Escocia. Lo encontraremos en Argyle Street, a orillas del río Kelvin. Rebuscando entre sus 8.000 piezas, nos encontramos con el Cristo de San Juan de la Cruz, del genuino Dalí. Otros artistas de prestigio que tienen una obra en ese museo son: Cézanne, Van Gogh, Paul Gauguin o Rembrandt.

 

Escocia es un destino altamente recomendable para visitar de turismo. Si se decide a ir en coche, deberá atravesar toda Francia y coger ‘El Canal de La Mancha’, un túnel submarino que une Europa con las islas Británicas por carretera o tren. Ah, y recuerde que allí conducen por la izquierda.

El clima en Escocia es templado y oceánico, con inviernos más suaves que ciudades que están en su misma latitud como Moscú u Oslo. Los veranos son más templados y húmedos, La parte oeste del país es más cálida que el este, debido principalmente a las corrientes marinas y a las temperaturas más bajas del Mar del Norte.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.