De viaje a Marrakech

Turismo en Marrakech

 

La ciudad de Marrakech se encuentra ubicada al norte de África, en Marruecos. Tiene algo más de un millón de habitantes, los cuales mayoritariamente hablan árabe, berebere, francés y quizá algo de inglés, aunque en los zocos, que no son otra cosa que unos mercados callejeros, allí los vendedores suelen hablar como pueden español y algunos idiomas más.

Marrakech, que por el día puede parecer una ciudad polvorienta y triste, es todo lo contrario, una ciudad llena de vida, iluminada por decenas de miles de lámparas. Las discotecas no desmerecen a lo que estamos acostumbrados en España, las encontraremos en el barrio de Gueliz. Hay que estar atentos, pues es posible que ligue y cuando salga a la calle con ese persona, le pida dinero. Además, no es raro el que te ofrezcan mujeres jóvenes (de 18 años raspados) para que te cases con ella. Te pueden ofrecer matrimonio en cualquier lugar y a cualquier hora, es horroroso. Imagino que será otra forma de escapar de ése país.

Los lugares que todo turista que se precie no debe dejar de visitar en Marrakech, entre otros, son los siguientes:

 

    La Medina. Es lo que en España llamamos ‘el casco antiguo’, está amurallada y llena de calles estrechas, mezquitas, palacios y mercados (zocos) entre otros. Es desde 1985 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Imprescindible su visita.Mellah. En su día fue ‘el barrio Judío’, y que en la actualidad da a la muralla sur de la Medina, es la parte exterior del Palacio Badí. Después de la segunda guerra mundial, el Gobierno Israelí trasladó a sus ciudadanos a Casablanca, quedando sólo en el barrio de Mellah unos pocos centenares de personas.

    Los Zocos. Se encuentran cerca del la plana Djemaa el Fna, entre las calles Semaine y Mouassine. Hay una parte de calles estrechas repletas de puestos donde se vende de todo, y otra más amplia, donde ya no son puestos callejeros, sino tiendas de un cierto nivel, donde uno puede comprar con más tranquilidad, sin el bullicio y apreturas de los puestos mencionados anteriormente.

    Dar Cherifa. Es un museo (galería-cafetería) donde se reúnen los artistas de la ciudad. Está ubicado en un riad que data del siglo XVI. Se utiliza para presentaciones, firma de libros, exposiciones (obviamente) y está decorado con buen gusto.

    Avenue Mouassine. La calle más pija de la Medina, con tiendas de ropa de moda, galerías y residencias de estilo tradicional o ‘riads’ como son conocidas.

    La Menara. Son los jardines más famosos (populares) de la ciudad. Pese a que pueda parecer extraño, los jardines se encuentran cercanos al aeropuerto, tienen un sistema de riego automático, unas carpas alrededor y un mini-estanque de forma rectangular en en centro. Olivos y árboles frutales decoran los jardines, que aunque datan del siglo XII, luego estuvieron varios siglos en un estado lamentable, hasta que en el segundo tercio del siglo XIX se ordenó construir un pabellón con tejas verdes, el cual tiene la peculiaridad de que refleja la imagen de Mohammed V en las aguas del estanque.

 


 
Los productos típicos que se suelen compran son; alfombras, artículos de cuero, especias, alfarería, plata y cobre. La comida típica es el ‘Tajine’, que pasa por ser pescado , cordero lechal (algunos lo substituyen por pollo) condimentadas con ciruelas, añadiendo una infusión de limón y aceite. Todo ello lo cocinan en un plato de arcilla.

Los musulmanes no beben alcohol, en su lugar toman té de menta o zumo de fresa, pero no se preocupe, en la zona hacen un buen vino, que podrán degustar en los restaurantes, pese a que ellos (los musulmanes) no pueden beberlo.

 

EL CLIMA

Respecto al clima hay poco que decir. Su temperatura media anual es de 19,6ºC, tiene casi 3.200 horas de sol al año y no llueve ni de casualidad. La temperatura máxima jamás alcanzada allí fue de 49ºC, aunque lo normal es que de junio a septiembre, especialmente en los meses centrales del año el mercurio alcance tranquilamente los 37ºC, cuando no pase de los 40ºC, siempre hablando de máximas, claro está.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of