Vacaciones en Egipto

 

La República Árabe de Egipto es un país ubicado al nordeste de África, y que también coge parte de Asia gracias a la península del Sinaí, la cual le pertenece.

Con casi ochenta y cinco millones de habitantes, es uno de los países más poblados del continente africano, aunque la mayor parte de su extensión la ocupa el desierto del Sahara. Una inmensa mayoría de su población vive en tierra fértil, a orillas del río Nilo y/o su delta.

Egipto es mundialmente famoso por su antigua civilización, (la cual sigue siendo objeto de estudio por no pocos grupos de investigadores y/o científicos dada la pasión e interés que despierta). el Río Nilo y sus templos principalmente.

De entre todo lo que destaca, recomendamos visitar lo siguiente:

 

Pirámide de Zoser. También llamada Djoser, es una pirámide escalonada. Su construcción data del año 2.660 a.C. Es la construcción más relevante de todas las que se encuentran en la necrópolis de Saqqara, localidad sita al sur de Menfis, ciudad fundada por Menes, que fue el primer emperador de Egipto, allá por el año 3050 a.C.

Pirámide de Keops.  Denominada como ‘La Gran Pirámide’ es la mayor de las tres pirámides de la meseta de Giza, la más grande y como  no, también la más antigua. Posiblemente sea la más famosa de todas, la encontraremos a una veintena de kilómetros al sudoeste de la capital, El Cairo. Construida con cerca de dos millones y medio de enormes bloques de piedra, de dos mil kilos de peso la mayoría de ellos, algunos otros bastante más pesados. Muchos turistas están deseando entrar al interior de Keops, pero dentro de la pirámide no hay gran cosa que ver, ni relieves, esculturas, pinturas… algunos se llevan una gran decepción.

Los Templos de Abu Simbel. Son dos templos excavados en la roca, el mayor de los dos es impresionante, con una fachada espectacular, están en buen estado de conservación. Son templos de culto, dedicado a los que los propios egipcios consideraban ‘Dioses’, como; Amón, Ra, Ptah y el propio Ramsés II, que fue el que ordenó la creación de los templos. Datan de 1284-1264 a.C. (años de construcción y finalización) y se encuentran ubicados a orillas del lago Nasser, en Abu Simbel, a unas tres horas en coche desde Asuán, al sur de Egipto.

Templo de Luxor. Patrimonio de la Humanidad desde 1979. Se encuentran en la ciudad de Luxor, la cual tiene medio millón de habitantes y está situada a orillas del Nilo, a unos 220 kilómetros al norte de ‘La Primera Catarata’, en Asuán. Aunque algunas zonas del templo están algo deterioradas, en general está en buenas condiciones. No le defraudará.

La Gran Esfinge de Giza. Con unas dimensiones de alrededor de 60 metros de largo por unos veinte de alto, se construyó al esculpir la roca caliza de un montículo. Hay diversas teorías sobre si representa a un león que está guardando las pirámides, otros dicen que es el Faraón Kefrén, aunque después se desmontó la teoría por no parecerse en nada al faraón… e incluso hay quien dice que es un perro egipcio. Lo mismo pasa con su nariz, que hay más teorías que granos de arena en el Sahara. No hay como visitar la zona y disfrutar de la esfinge y las pirámides que hay en los alrededores.

El Río Nilo. De nada menos que 6.700 kms de longitud y es la columna vertebral de Egipto. Los últimos 1500 kms hasta desembocar en el mar Mediterráneo, transcurren por el desierto. El río es navegable y muchos hacen un crucero por el mismo, disfrutando del paisaje, ya que durante el crucero encontraremos palmeras, bonitos pueblos y mucho verde, si exceptuamos la parte descrita anteriormente.

 

La Ciudad de El Cairo, tiene una población cercana a los siete millones de habitantes, unos veinticinco si sumamos su área metropolitana. Su densidad de población es de algo más del doble que Barcelona, teniendo un 25% menos de superficie. Sus 35.000 habitantes por Km. cuadrado, da una idea de lo bulliciosa de la ciudad.

El clima en la capital de Egipto, de mayo a septiembre la temperatura máxima ronda los 33ºC, siendo fácil llegar a los 40º por el día. Por la noche en esas mismas fechas, la temperatura está entre los 17º – 23ºC. En el desierto de El Sahara en verano llegar a los 50ºC por el día es algo habitual. Llueve 50 mm. al año, así que se puede ir descartando el chubasquero.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of