En busca del ocho mil perdido

 

La República Federal Democrática de Nepal es un país asiático, el cual tiene de vecinos a: China al norte, Bangladesh al este y a la India al sur y oeste. Tiene una población de treinta millones de habitantes, de los cuales, millón y medio viven en la capital y ciudad más poblada, Katmandú. No destaca precisamente el país por ser fiestero, sino porque escaladores de todo el mundo quieren escalar sus enormes montañas, alguno se obsesiona y todo con lograrlo.

Alguno de los lugares que se recomienda no dejar de visitar, son los siguientes:

 

Parque Nacional de Chitwan. Es el primer Parque Nacional que se creó en Nepal. Ocupa 931 kilómetros cuadrados y acoge a varias especies en peligro de extinción, como por ejemplo: El Rinoceronte Indio. El P.N. es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984.

Lumbini. Es un pequeño pueblecito de la región de Terai. Está considerado el lugar de nacimiento de Buda, aunque su madre le dió a luz a medio camino entre Lumbini y Kapilavastu. En ese punto exacto se ha construido un templo al lado de la piedra en la que se supone la madre del creador del Budismo le dio la vida. Obviamente es un punto de peregrinación para todos los budistas del mundo. Lumbini es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Swayambhunath. También es conocido como ‘El Templo de los Monos’, es un templo religioso situado en la colina del valle de Katmandú, en la ciudad al que da nombre el valle. Desde Katmandú al templo hay poco menos de media hora, pero eso sí, todo el tiempo estaremos subiendo escalón tras escalón hasta llegar al templo, que dicho sea de paso, merece la pena la caminata.

Pokhara. Está a medio camino entre Tibel y La India, siendo una importante ruta comercial. Turísticamente hay poquito que ver, si acaso su casco histórico y los templos Bindhyabasini, Bhimsen y Barahi, aunque a este último al estar en una isla, sólo se puede acceder en barcos / embarcaciones que hay disponibles a la orilla del lago Phewa. Por cierto, desde el mencionado lago, se puede divisar perfectamente el pico Annapurna, está en la cordillera del Himalaya y tiene 8.091 metros de altura.

La capital, Katmandú, es realmente espectacular. Sus calles plagadas de Templos y Palacios Nepalíes. El máximo exponente está sin duda en la Plaza Durbar, donde se encuentra entre otros El Palacio Real.

El alojarse en Katmandú tiene sus riesgos. La calidad de los hoteles no es demasiado alta, por menos de 10 euros puede una pareja dormir en una habitación con w.c. y ducha, pero ojo, en Nepal y otros países asiáticos pobres, suele haber ratas e incluso enormes arañas (en Nepal) dentro de la habitación.

El tráfico en Katmandú es desesperante, caótico y de tal calibre, que no es raro ver gente con mascarillas por la calle. En los supermercados podremos encontrar casi de todo y bien de precio.

Al nombrar Nepal, con toda seguridad lo primero que nos viene a la cabeza es el Himalaya. Sepa que es una enorme cordillera que mide 2600 kilómetros de largo, por 350 kms de ancho. El referente es el pico Everest, con 8848 metros de altura.

Para finalizar, sepa que para ir a Nepal no es obligado vacunarse de nada, eso sí, si va a visitar zonas fronterizas o muy cercanas con La India o las zonas rurales de Terai (Nepal) es recomendable el vacunarse contra el Paludismo en la medida que sea posible, spray anti-mosquitos, mosquiteras, medicamentos anti-palúdicos, etc.

El clima en Nepal es muy variado, con fuertes contrastes de temperatura debido a la diferencia de altura entre unas zonas y otras. Hasta los 3.000 metros de altura las precipitaciones aumentan conforme vamos subiendo en altitud, pero desde ahí, si seguimos subiendo, las precipitaciones disminuyen. Nepal está plagado de valles, sistemas montañosos y no tiene salida al mar, está encajada entre China y La India. El único lugar con un clima más agradable es la región de Tarai, con un clima tropical-subtropical. La estación monzónica va de norte a oeste y trae humedad de Junio a Septiembre.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of