La Ciudad Amurallada

 

Ubicada al sur de Castilla y León, teniendo a Salamanca a la izquierda y a la Comunidad de Madrid a su derecha, nos encontramos con una ciudad con encanto, Ávila, de apenas 60.000 habitantes. La ciudad es conocida por su impresionante muralla medieval completa, bien conservada y la cual ‘encierra’ en su interior a gran parte de la población abulense.

La Muralla se comenzó a construir en el año 1.090 y se finalizó nueve años después. Con un perímetro de 2.500 metros, está compuesta por 88 torreones, 9 puertas / arcos y 2500 almenas, en las poco más de 30 hectáreas que ocupa. Obviamente, es lo más visitado por los turistas, es accesible desde La Puerta del Alcázar, El Arco del Carmen y La Casa de Las Carnicerías, muy cerca de la Catedral.

Las personas con movilidad reducida podrán acceder al adarve (camino situado en lo alto de la muralla, y que en 2010 recibió 100.000 visitantes) mediante un ascensor acondicionado a tal efecto. No toda la muralla se puede visitar, aunque sí el 60% de la misma, lo que viene a ser unos 1.500 metros, cosa que no está nada mal.

La Ciudad de Ávila es ‘Patrimonio Histórico-Artístico’ desde 1884 y 101 años después, la UNESCO la incluyó en la lista de ‘Patrimonio de la Humanidad’, debido a su impresionante legado arquitectónico, entre lo que destaca:

 

La Catedral. También conocida como ‘Catedral del Salvador’. Una parte de la misma está integrada en la muralla de la ciudad, ya que se construyó a finales del siglo XI – XV , con la doble finalidad de templo religioso y fortaleza. Es considerada como la primera Catedral Gótica de España.

El Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles. Está situado a unos 8 kilómetros de la capital. El Santuario forma parte de un complejo donde hay restaurantes, zonas de ocio infantil, merenderos, etc. La tradición dice que la gente se desplaza hasta allí en peregrinación para pedir un deseo, pues es el lugar donde se encuentra la talla de la Virgen de Sonsoles, copatrona de Ávila.


 
Ávila es una ciudad donde los apasionados de los viajes culturales y buena comida, no tienen excusa para no visitarla. Aparte de lo mencionado, como lugares de interés cultural están: Museo de La Encarnación, Museo-Convento de Santa Teresa, Museo Provincial, Torreón de Los Guzmanes, Palacio de Bracamonte, Museo de Arte Oriental, etc. Respecto a la comida, tanto comer de menú como de tapas es un placer, los precios son bastante razonables. Por si esto fuera poco, alojarse en Ávila no es caro, sus gentes son amables tiene Madrid a 115 kilómetros, a 119 Valladolid y a 98 Salamanca.

El clima en la ciudad Castellano Leonesa de Ávila es más fresco de lo habitual, tanto en invierno, como en verano, donde no hace frío, pero tampoco ese calor tan intenso que abarca gran parte de España. Ávila al ser la capital de provincia española situada a más altura [1.131msnm] hace más fresco en invierno de lo habitual, ya puede ir muy bien abrigado.

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.