La realidad supera a la falsificación

 

La República Popular China es el país más grande de todo Asia y el más poblado del Mundo, con alrededor de 1.300 millones de habitantes. La capital es Pekín, siendo la ciudad más habitada Shanghái con 19 millones y cuarto de habitantes aproximadamente. El sistema político es una ‘República Socialista’, gobernada con mano dura por el partido comunista, siendo dicho partido el único que existe en China y el que gobierna desde 1949.

Cuando uno pisa suelo chino, nos preguntamos si es este es un país comunista tal y como se declaran ellos mismos, ya que las grandes ciudades están llenas de modernos rascacielos, concesionarios de Ferrari, Rolls Royce, Bentley, etc, tiendas de ropa de Louis Vuitton entre otras, aparte de los establecimientos típicos norteamericanos como McDonald’s, abundan en las calles de las ciudades más importantes chinas.

No esperen que China sea un país comunista al estilo de Corea del Norte, este es muy distinto, es un comunismo al estilo chino, con sus propias peculiaridades, según les gusta definirse.

Debido a la gran extensión que ocupa China (9.600.000 kilómetros cuadrados, el cuarto país más grande del mundo por tamaño) existe una gran diversidad cultural. En las zonas periférica del oeste-sudoeste muchos de los habitantes tienen como religión el islam. En otras regiones como el Tíbet, se habla tibetano y son budistas, al igual que las regiones fronterizas como son; Qinghai, Yunnan y Sichuan, aunque estas 2 últimas regiones, el budismo no está extendido al 100% en toda la región. En otra zona de la China interior como es Mongolia, se habla el mongol, pero debido a al emigración interior, los ‘chinos han’ que son el 95% de los chinos de todo el país, ya han logrado ser mayoría en regiones en los que hace no tanto apenas eran unos pocos.

A continuación, se especifican los sitios que todo turista debería conocer, pero dado el tamaño del país y lo inmensas que son algunas ciudades, se recomienda visitar los lugares que aparecen bajo estas líneas.

 

Shanghái, es de largo la ciudad más grande y más habitada de China, por delante incluso de la capital, Pekín. Su área metropolitana tiene 19 millones y medio de habitantes, una de las mayores del mundo. Como el problema del tráfico es brutal, en la ciudad hay autovías de 3 alturas (en algunas zonas) pero construidas una encima de la otra (dejando sus márgenes, claro), no a ras de suelo. además, dependiendo del precio de la matrícula del coche, podrá ciruclar todo el día o sólo a unas horas determinadas. Los lugares de recomendada visita en Shanghái son:

 

Tren Bala. Une la ciudad con el aeropuerto y alcanza los 430 kms por hora. Uno siente que esté volando.

El Jardín de Yu Yuan. Espectacular es poco. No le falta gente que lo visite a cualquier hora, aunque no se suele saturar.

Museo de Shanghái. Es de forma circular, contiene más de 120.000 piezas repartidas en 10 categorías, desde el bronce, escultura o cerámica, hasta muebles de las dinastías Ming y Qing.

Templo de Jade. Es el templo budista de más renombre en la ciudad. Lleva abierto desde 1882.

Acuario de Shanghái. Realmente es espectacular. Tiene 4 túneles submarinos, los más largos de todo el mundo (170 metros) y que te permiten contemplar el acuario como si estuvieras dentro del mismo.

Barrio Francés. Caracterizado por edificios de poca altura, pub’s, bares con terraza (algunos) y lleno de turistas europeos en su gran mayoría.

 

Pekín es la capital de China, su área metropolitana tiene 8 millones de habitantes residentes, aunque si sumamos los que viven temporalmente en la ciudad, la cifra se dispara a los 22 millones de habitantes. Como imaginarán, el tráfico es un caos, lleno de bicis, motos, coches… para rematarla, tiene una contaminación considerable. Pero no todo es negativo, hay muchas cosas que ver, entre las que recomendamos: La Plaza de Tian’ anmen, que literalmente significa ‘puerta de la paz celestial’, su tamaño es espectacular, siendo la plaza más grande del mundo con 440 mil metros cuadrados.


 

La Ciudad Prohibida tiene más de 9000 habitaciones. Data de principios del siglo XV, ubicada en el centro de Pekín, era el centro del poder. En ella vivieron 24 emperadores, hasta que en 1911 la revolución derrocó al régimen de la dinastía Qing.

El Palacio Imperial es visitado cada año por unos 7 millones de turistas venidos de todo el mundo. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad.

La Gran Muralla China, se comenzó a construir en en siglo V a.C y se terminó en el siglo XVI. En la construcción fallecieron 10 millones de personas. A día de hoy, ‘sólo’ se conserva unos 7.000 kms de muralla.

Los Guerreros de Terracota fueron descubiertos por casualidad en 1974, durante unas obras cerca de la ciudad de Xian. En los 20.000 metros cuadrados hay unas 8000 figuras de guerreros, caballos y carros a tamaño real, pero sólo poco más de mil están visibles al público. Obviamente, es un destino muy visitado por los turistas de todo el mundo, y al igual que la Gran Muralla y la Ciudad Prohibida, desde 1987 forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

 

El clima en China debido a su enorme tamaño se identifican tres grandes zonas; la monzónica del este, de clima húmedo. La zona noroeste, de clima seco y al sur (en la meseta del Tibet) el clima es frío. La temperatura máxima media anual en China es de poco más de 18ºC, la media mínima anual es de casi 6ºC, de noviembre a marzo las temperaturas son bajo cero. Tiene 2900 horas de sol y una humedad del 20% de media a lo largo del año.

 

 

Me encanta coger el coche y perderme durante horas por carreteras secundarias. Karateka en excedencia, escritor de obras amenas y en ocasiones, desternillantes. Informático 3 en 1 -diseñador, programador, administrador de red-. Padre, marido, taxista familiar. Criptomaníaco convencido.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of